Posteado por: Om Espacio Dinámicas Integradas | 21 abril 2010

El Mensajero Lunar Luna Llena de Tauro 2010 astrosign “El Trabajo de la Luna, 1: Luna Nueva”

El Mensajero Lunar

Luna Llena de Tauro 2010 astrosign

“El Trabajo de la Luna,

1: Luna Nueva”



En el signo de tierra de Tauro, la tierra recibe energías fertilizantes, las cuales hacen que la Naturaleza florezca en toda su belleza. Venus es por tanto el regente de este signo. El Sol recibe el nombre del toro fertilizador y la Luna es la vaca, la preñada. La Luna está exaltada en este signo y es la regente para las personas en el plano del alma. Mientras que durante la Luna Llena de Tauro, en el Festival de Vaisakh, la Jerarquía recibe el impulso divino de la Voluntad como el pensamiento semilla para el año, hay asimismo, un fuerte influjo de energías desde la Luna Nueva de Tauro en delante. Es por ello que el tema de El Mensajero Lunar de este mes es “El Trabajo de la Luna, 1: Luna Nueva.”



Visibilidad e Invisibilidad

La luna en todo momento siempre es llena y redonda. No obstante, nosotros sólo podemos ver la parte que está iluminada por la luz. La luna llena representa la visibilidad total; la luna nueva representa a la aparente invisibilidad. En la media luna vemos la mitad de la luna, para el hombre común, la otra mitad está oculta. Un yogui ve la luna completa, que se le presenta como visible y como la parte ocultamente visible. Con su vista puede percibir ambos lados; es por ello que le llaman vidente y a su vista, la llaman visión oculta. Si somos persistente e intensamente introspectivos, también podemos ver las cualidades ocultas y que existimos más allá de las cambiantes cualidades.

Cada ser es siempre, una parte de él es visible y otra parte es invisible. En los Vedas existe la declaración de que la Oscuridad es Luz absoluta, la luz es el lado manifiesto de la Luz. Así, la luna nueva representa la luz más profunda, la fase de disolución o la llamada no existencia que, en verdad, es existencia potencial. Es el estado antes de que emerja la luz. El Maestro CVV lo llama “nil, none, naught levels” (nada, nadie, cero) los niveles donde no existen ni motivos, ni personas, ni pensamientos.

En una escritura del Oriente se dice que la luna nueva es la puerta

Neutralizando el Cuerpo del Deseo

El día de luna nueva es el más propicio para entrar en meditación. Nuestra actividad mental, el rayo Lunar, se puede con más facilidad retrotraerse hacia su fuente y derramar luz sobre sí mismo. La meditación de la luna nueva ayuda a neutralizar en nosotros el crecimiento excesivo del cuerpo del deseo. El cuerpo del deseo, kama-manas, envuelve el cuerpo etérico; es la parte negativa del cuerpo astral en nosotros. Si este cuerpo es fuerte, el cuerpo etérico no puede desarrollarse. Cuando tenemos ansias por algo, éstas consumen la energía de nuestra fuerza vital, hasta que satisfacemos el deseo. Si se satisface, surge después otro deseo; y continúa corroyéndonos hasta que también es satisfecho. Es un proceso continuo e interminable.

El cuerpo del deseo es divino. Sin deseo y anhelo nada puede hacerse. Nuestro anhelo es la forma como se refleja la voluntad. Debemos utilizarlo de una manera que esté de acuerdo con la ley divina. Las energías de la luna nueva nos ayudan a disolver lo indeseable y a crear un nuevo cuerpo del deseo y a reajustarlo mejor. Es como si diéramos golpecitos y dejáramos escapar el aire de este globo del cuerpo emocional.

Una buena sintonía con la luna nueva es un factor importante para tener la capacidad de control sobre las corrientes magnéticas en nuestro cuerpo etérico. La luna nueva sirve para alinear el cuerpo del deseo. La luna llena nos ayuda a construir el cuerpo etérico de luz dorada. Así debemos sintonizarnos con los ciclos de la luna nueva y la luna llena, meditar sobre el centro entre las cejas y, si es posible, comer sólo comida ligera o líquidos en el día de luna nueva.


Sintonía Meditativa

El clímax de la luna nueva es al comienzo de la fase de la luna nueva. Mientras que para el trabajo meditativo, el principio de la fase de la luna nueva es el punto de luna nueva, con la luna llena, el punto de luna llena es el final de la fase de luna llena, al principio de la primera fase descendente. Podemos comenzar un día antes con el trabajo interno y mantener la conciencia de luna nueva hasta seis horas después del punto de luna nueva. De igual manera para la luna llena. Sencillamente sostenemos la conciencia de que: “¡Es el tiempo de luna nueva!” o “¡Es el tiempo de la luna llena!” Podemos comenzar la meditación para la luna llena o de la luna nueva en la decimotercera fase ascendente o descendente de la luna.

Antes de que comencemos con la meditación, podemos pronunciar el OM 21 veces y viajar conscientemente con cada OM de centro en centro, de arriba hacia abajo, y luego de abajo hacia arriba y luego de regreso nuevamente. Es así como emitir 21 veces OM nos ayudarían a causar movimientos conscientes de energías de Sahasrara a Muladhara y a alinear los centros inferiores con los centros superiores. Así es como proponemos la contemplación referente a la luna nueva o a la luna llena. Podemos hacerla individualmente o en grupos, según nuestra conveniencia. Cuando sintonicemos con estos ciclos de la luna nueva y de la luna llena, tenemos posibilidad de tener gradualmente mejores revelaciones internas.

Para la luna nueva podemos también visualizar que estamos entrando en el ashram de Sanat Kumara. Él es la energía que preside en el Planeta en relación al deseo. Éste es un secreto que generalmente no se sabe. Él puede disolver fácilmente nuestros patrones indeseables de deseo si invocamos su presencia y si buscamos su ayuda. Podemos visualizar que estamos entrando en Shamballa en las regiones del Norte de los Himalayas, que estamos en los portales del ashram y esperando la gracia de Sanat Kumara. Para la luna llena podemos visualizar el ashram de nuestro maestro o el ashram jerárquico que está en los Himalayas.

Para entender la importancia de los ciclos de la Luna, de la luna nueva y de la luna llena, es un ejercicio básico, acceder al templo de la sabiduría sutil. Se dice que sin una conciencia de estos ciclos, no podemos entrar por la vía del centro cardíaco en los reinos de la luz mayor. Además de la sintonía con la luna nueva y la luna llena, deberíamos entonces tomar conciencia de las fases individuales lunares y de las vibraciones planetarias que prevalecen cada día. Así experimentamos cada vez más que no somos una conciencia aislada, sino parte de un todo mayor.


Nuevo Comienzo

Realmente, lo que llamamos luna nueva es la no-luna y “luna nueva,” por otro lado, es la fase donde, después de la no-Luna, podemos ver la creciente otra vez. Durante las dos fases anteriores a la luna nueva, las corrientes etéricas desaparecen en la subjetividad; a partir de la 14va fase descendente de la luna experimentamos la noche de la no-luna. De ahí en delante, la Luna reaparece lentamente. Desde el estado de la nada aparente existe un desarrollo hacia la manifestación, un nuevo comienzo. Por tanto, la luna creciente es un símbolo para incrementar la actividad objetiva.

Cada vez que hay una absorción en lo divino, volvemos con energías limpias, nuevas, y ocurren ciertas transformaciones. Sólo estas transformaciones nos permiten lentamente llegar a experimentarnos, como el alma en su totalidad.

Después de la luna nueva comienza un nuevo ciclo de manifestación, y esto es bueno para comenzar nuevos proyectos. No obstante, después de la luna llena todavía existe demasiada energía disponible, lo que hace difícil el actuar con discriminación y sin prisa. Las corrientes etéricas son algo confusas y necesitan cierto tiempo para reorganizarse. Así la mente podría estar algo confundida y desorientada antes de que sepamos como dominarla.


Los Pitris

Los Devas llamados Pitris trabajan a través de la luna. Los mismos Devas trabajan a través de nuestra mente. Son también responsables del crecimiento del cuerpo así como de la fertilización y de la germinación, de la ovulación y la menstruación, y para todas las secreciones corporales. Las corrientes astrales y mentales también son gobernadas por los Pitris.

Estos Devas están contentos cuando se les ofrecen aguas. Es por ello que se hacen ofrendas a los Pitris con aguas potables que sean puras durante la luna nueva para ganar sus favores. Los signos de agua, Cáncer, Escorpión y Piscis están de forma particular adaptados para hacer estos rituales.

Fuentes: K.P. Kumar: Hércules / La Cruz de Acuario / notas de seminarios / E. Krishnamacharya: Psicología Espiritual. The World Teacher Trust / Ediciónes Dhanishta España. (www.worldteachertrust.org). entre el hombre externo y el interno, mientras que la luna actúa como cerrojo. La luna representa a la mente. Cuando durante la luna nueva, la luna está con el sol, no hay energía lunar. En consecuencia, el sol (espíritu), la luna (alma) y el cuerpo se alinean. Así, la ausencia de luna significa que no hay mente. Ésta desaparece en la conciencia, siempre que garanticemos la alineación correspondiente. Sin mente tampoco hay objetividad. Permanece subjetividad pura, la experiencia de la conciencia pura. El cuerpo, el símbolo de la tierra, la materia, no existe para nuestra conciencia. También en el sueño, el cuerpo no existe para nosotros. En el estado de la conciencia pura o de yoga, sin embargo, somos completamente conscientes de nosotros mismos, pero sin la conciencia del cuerpo. Es el estado de Samadhi, la fusión del alma con la super-alma, la unión del espíritu y la materia.

Cuadro del Mes de Tauro

El símbolo de Tauro está formado por un semicírculo que se alza sobre un círculo. Representa los dos cuernos convergentes del toro. El toro es alegorizado como el vehículo de Shiva, el Señor de la Voluntad Divina. A Tauro también se lo conoce como el mes en el que mejor podemos recibir la voluntad divina, especialmente en la Luna Llena de Vaisakh. Simbólicamente esta recepción se representa también como un poderoso toro viendo hacia el Señor Shiva quien se sienta en la forma de un lingam. La foto muestra la escultura de Nandi, la montura de Shiva, en el templo de Tanjavur, al Sur de la India, esculpida a partir de un enorme monolito. Acariciado por la luz solar, está mirando hacia un gran lingam en el interior del templo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: