Posteado por: Om Espacio Dinámicas Integradas | 24 marzo 2014

Magia y Arte.

 Magia y Arte.

Aunque no lo queramos o no lo sepamos, constantemente estamos haciendo magia, la mayoría de procesos mágicos que realizamos, son en su mayoría inconscientes.

La magia egoísta trata de trucos que hemos aprendido (seguramente a lo largo de muchas vidas), para sutil o descaradamente someter a los demás robándole una parte de su fuerza vital.

Este proceso es muy inconsciente en la mayoría de los casos, es el clásico juego de la atención-poder.

Normalmente hay neurosis o psicosis asociadas a estos patrones de conducta, me refiero a que la comprensión de las causas de los comportamientos siempre tendirá hacia mayor solidaridad hacia este tipo de patrones.

No empezar a ver vampiros por todos lados sino comprender que nuestros hermanos están pasando por sus procesos, igual que nosotros, y cada uno en su proceso puede tener diferentes niveles de egocentrismo, o de ignorancia, o de carencia de algo.

Formas clásicas de vampirismo o magia egoísta:

1- Mirar fijamente a un desconocido, con tipos de mirada que inquieten a éste.
2- Gritar mucho y así atraer la atención de todos los que nos rodean.
3- Pasar muy cerca de un desconocido.
4- Hacer algún comentario ofensivo incluso a veces usando la intuición para descubrir los puntos débiles.
5- Hechar la bronca por algo absurdo.
6- Hacer movimientos de manos bruscos que atraigan la atención de aquellos que no estén pendientes.
7- Ir caminando por detrás muy cerca.
8- Ciertas posiciones o gestos del cuerpo.
9- Ciertos tonos a la hora de hablar.
10- Llamar la atención innecesariamente.
11- Abusar del poder en el trabajo.
12- Manipular la economía para beneficio propio.
13- Distraer constantemente la atención de los demás.
14- Manipular a los demás para lograr nuestros objetivos.
15- Según que posiciones corporales, movimientos de cabeza, ojos, etc…

Otras formas de “robar” energía son las que ponemos a continuación pero hay muchos matices y dependerá también de la cultura.

Manipulación, Agresividad, Victimismo, Distanciamiento, Gestos extraños, Monólogos repetitivos, Estrategias a largo plazo de manipulación a alguien, Aprovecharse de personas menos inteligentes que uno, Hacer a alguien una pregunta y luego traicionarle con la respuesta, Traición, Cinismo, Sarcasmo, Infravalorar, Ser despectivo, Hechar broncas por sistema, hacer juego sucio ya sea mental, emocional o físico, no dejar pasar, Invadir el espacio vital (aunque cada cultura tiene el suyo), todas estas conductas están condicionadas por la intención del sujeto, un maestro zen pudiera utilizar aparentemente un patrón de los mencionados anteriormente pero no con una intención de juegos de poder sino con la intención de enseñar algo a sus discípulos o alumnos.

Aparentemente desde el punto de vista energético parece, desde una visión experiencial directa que con este tipo de patrones hay un “robo” de la fuerza vital del objetivo del sujeto, este tipo de personas con estos patrones (todos los tenemos en mayor o menor medida), nos enseñan mucho en realidad, a una persona muy trabajada interiormente no le afectan demasiado estos jueguitos de niños, la inmadurez, la falta de autoestima y la falta de empatía suelen estar detrás de casi todo patrón egoísta o egocéntrico.

Los artistas también son magos, la creación es la magia pura, los filósofos son magos de ideas, los médicos o sanadores al curar hacen magia, en las conversaciones hacemos magia puesto que continuamente estamos abriendo y cerrando portales energéticos, todo lo que decimos, pensamos o sentimos es un continuo viaje de varias direcciones a diferentes caminos, cada uno repleto de formas energéticas similares, si estamos en un bar y de repente suena un tema de Pink Floyd, si conectamos con esa onda, se abrirán decenas de portales, nos enchufaremos por así decirlo a redes, redes que unen, al sonar esta música, te conectas con una época mucho más creativa que la actual sin lugar a dudas por la mayoría de los investigadores (1964-1975), también conectamos al escuchar pink floyd en un bar con el movimiento psicodélico inglés, con todas las personas que han escuchado ese tema, con todas las personas que están escuchando ese tema o uno similar del planeta entero, por supuesto con todos los portales que se abren con esos sonidos, esa atmósfera, ese ambiente que crea la música, con los músicos como canales de algo superior a ellos mismos, a la vez abrimos portales entre nosotros con los amigos con los que estamos en el bar, con el camarero, y aunque no hablemos, con el resto de personas que están en ese bar, continuamente hay un intercambio energético, con todos los que han intervenido en la fabricación de lo que estamos tomando.

Es posible que si nos inspiramos en las épocas más creativas de la historia, logremos crear nuevas formas de entender la vida, el arte, la filosofía, la psicología, la economía, etc…en esta segunda década que promete movida, podemos inspirarnos un poco más en épocas donde el listón creativo estaba mucho más alto y la demanda más despierta y sensible.

En los años 80 el sistema decidió por nosotros el tipo de cultura que debíamos consumir, la contracultura entró en decadencia, y cada vez había menos brillantez en las creaciones, empezó el malrollismo a apoderarse de los movimientos alternativos, en los 90 resurge un poco la creatividad, pero ésta ya está llena de capas y capas de perfume plastificado, se apodera de ésta cultura el cinismo, la rábia, el enfado, por suerte es mucho menos conformista que los 80 (década para los niños por excelencia), pero tiene un sabor muy adolescente y muy destructivo, apocalíptico, triste, melancólico, denso, muy denso…la frescura de la época 1964-1975 ya no estaba, no se ha recuperado todavía, no se trata de ser hippies otra vez, se trata de volver a conectar con nuestra creatividad interior, con la vida, con la naturaleza, con el Ser Profundo, con el Cosmos, se huele en el horizonte una transformación profunda, un horizonte no muy lejano, la energía está muy fuerte, los cambios son cada vez más rápidos, a lo mejor el tiempo nos pasa cada vez más rápido porque suceden cada vez más cosas en un día.

A ver si en el 2021 podemos decir que en el período 2012-2021 hubo un renacimiento en todos los ámbitos de la vida.

Pensamiento Simiente

Pedro Olivié 
http://pensamientosimiente.wordpress.com/2012/04/08/magia-y-arte/

Pag. Siguiente: El Ser UNO – Vampiros Energéticos.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=1373

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: