Posteado por: Om Espacio Dinámicas Integradas | 24 marzo 2017

Luna Nueva en Aries / Equinoccio: Rememorar lo PODEROSAS que somos.

Luna Nueva en Aries / Equinoccio:

Rememorar lo PODEROSAS que somos.

En este texto compartimos el significado de los Equinoccios como puertas al Universo que nos permiten lograr el equilibrio en nuestras energías masculina y femenina, para abrir a la manifestación en la tierra.

Luego, compartimos por primera vez un texto especial para cada Hemisferio; Karina Falcòn (hemisferio norte) y Lorena Butrón (hemisferio sur)

¡Que lo disfrutes!

Todo equinoccio nos llama al equilibrio. En medio de los terremotos internos y de la destrucción de lo que ya no sirve para nuestro propósito evolutivo (desde el solsticio de diciembre hemos sido llamadas a hacerlo con cada luna menguante, finalizando con esta Luna menguante en Capricornio -del día 20) emerge el poder de cocreación. Ahora con el equinoccio nace la posibilidad de abrazar en actos conscientes todo el poder que hemos recuperado, para darnos cuenta que este tiempo que vivimos es otro, y que en medio de tanto movimiento somos llamadas a hacernos cargo de nuestro brillo, nuestro propósito sagrado, para poner el primer ladrillo o piedra de la construcción de algo nuevo, erigido desde el corazón, con valentía, fuerza, gentileza.

El equilibrio al que somos llamadas es a utilizar nuestro poder con amabilidad, bondad y generosidad. Hasta hace unos años -tal vez meses- hemos conocido el lado sombrío del poder, de un poder que ha tenido que ver con amenazar, robar, saquear, doler, herir, pisotear. Pero el poder verdadero, ese que nace desde nuestra esencia de Universo- no es asì. El verdadero poder es amoroso, vasto, extenso, incluyente, compasivo, amable y asiste a todas nuestras relaciones, toma en cuenta el bienestar de todo: personas, rìos, mares, tierra, cielo.

Este es el poder al que somos llamadas para abrazar y tomar en totalidad.

Todo equinoccio es una puerta de acceso a la energía de equilibrio, porque sólo en equilibrio es podemos activar nuestra esencia como cocreadoras -un bebé sólo puede ser gestado desde lo masculino y femenino en danza justa. Y es por eso, que en las próximas tres lunaciones o meses se nos requerirá equilibrarnos individualmente desmontando los excesos en los que hayamos caído: ¿Estamos en exceso de descanso y reflexión? ¿O estamos en exceso de acción y movimiento?

Al reconocer nuestro eje de excesos podremos descubrir cómo nos toca abrirnos y caminar los siguientes meses estacionales. No que ahora debamos hacer el extremo contrario, pero sí, cultivar actividades que nos coloquen en equilibrio vital.

La astrología de esta puerta nos sigue contando una historia que podemos decantar hasta nuestra vida y conducirla a lo sagrado de nuestro cotidiano:

Para el 18 de marzo Venus -el planeta que rige nuestros principios de conexión, alquimia interna femenina, amor propio, gozo y es hermana gemela de la tierra- entra en el inframundo para encontrarse conjunta al Sol el dìa 24-25 de marzo. Estos dìas en que no está tan visible en el cielo -diurno o nocturno- nos lleva a tocar una oscuridad profunda del corazón. Pero a partir del 25 de marzo es que podemos comenzar a vislumbrar una mayor claridad, el propósito de esa oscuridad.

¿Cuàl es el propósito de esa oscuridad que tocaste en tu vida? ¿Qué verdad te enseñó acerca de ti? ¿Qué te enseña esta confusión?

El 28 de marzo con la Luna Nueva en ARIES el fuego que renace de las cenizas se enciende de nuevo en nuestro corazón. Y tal vez, nos enseñe que ese sueño que pensamos inalcanzable pueda ser nuestro sagrado propósito de este año. ¿Cuál es ese sueño en tu corazón: abrir tu medicina, tener una casa-jícara para compartir enseñanza en círculos de mujeres, sanarte y en acto de consciencia liberar a tu linaje? ¿Enamorarte verdaderamente y dejar de caer en la cárcel de tus propias ilusiones? ¿Traer una vida humana a la tierra?

El 31 de marzo Venus vuelve a aparecer en el cielo como Estrella de la Mañana en el arquetipo de ARIES, enseñándonos que está bien que nuestro propósito sagrado sea nuestro propósito personal. Que si hay algún proyecto sagrado es el de nuestra propia vida e intención. Que está bien conducir nuestra energía hacia la manifestación de nuestro sueño por pequeño o sencillo que parezca.

Y aquí es donde nos toca tomar todo nuestro poder.

Con la Luna Nueva del 28 de marzo es que comenzamos verdaderamente a caminar la puerta del Equinoccio. Y también iniciamos un nuevo ciclo interno. Conviene saber hacia dónde queremos conducir nuestra energía, cuál es ese proyecto que parece perderse entre nubosidades pero que nos pide ser abrazado, nutrido, amado, convertirse en nuestro sagrado propósito de búsqueda y escudo de nuestro camino actual.

HEMISFERIO NORTE

-Escudo del Este

Ilumina mi camino,

para que pueda volar con el àguila

hacia el hogar de la primera luz:

regresando al orden divino.

(Escudo del Este -Cartas del camino sagrado de Jamie Sams)

Con el equinoccio nos abrimos a la puerta del este en el Hemisferio Norte: la primavera entra, los árboles florecen , la vida llega… la vida quiere vivir. Los pájaros abren su trino, hay prosperidad… nos permitimos ser canales para conducir esa prosperidad a los mejores parajes, en las mejores y más amorosas condiciones.

Abrimos la puerta del Este de la Medicina. Venus inicia un nuevo ciclo chamànico allá en el cielo y nos da la pauta para comenzar a trabajar por los próximo 18 meses de nuestra vida en un propósito sagrado. Y abrir la puerta para un nuevo ciclo de ocho años. La siembra que declaremos y hagamos en este año será crucial para llo que deseamos ver nacer por los próximos ocho años. ¡Qué extraordinario y bello!

Este ciclo lo abre en ARIES, el signo de el y la guerrera, que nos habla de una guerra florida, de cazar en nosotras y permitirnos hacer las paces con nuestra sombra, con todo ese brillo que no hemos podido mostrar porque hemos creído que no somos, que no merecemos, que necesitamos castigarnos. La luna del 28 nos abre internamente a abrazar eso de lo que nos hemos sentido poco merecedoras, nos invita a ser el fuego de nuestra vida, a iluminar lo que habìa permanecido dentro de la cueva del corazón porque sentíamos que si lo mostràbamos íbamos a ser rechazadas. ¿Qué es eso para ti?

Estamos por comenzar a escribir una nueva pàgina de nuestra historia. ¿Esta vez cómo quieres que sea tu historia? ¿De qué área quieres ser tu propia heroina? ¿Esto còmo aporta al colectivo, a otras mujeres, a la humanidad?

Mientras nuestras compañeras del hemisferio sur caminan hacia adentro del laberinto, nosotras vamos hacia afuera, con una antorcha en mano celebrando lo que hemos encontrado adentro… estamos listas para compartir. ¿Qué quieres compartir con el mundo? ¿Què mitologìa amorosa quieres encarnar allá afuera?

Lo que sea que haya nacido de ti con la luna nueva en Piscis, en el encuentro con tus aguas sagradas y ensueño, eso… está listo para ser manifestado -aunque parezca que hay retos e impedimentos. Estamos a punto de comenzar una nueva caminata sagrada, el trino de las aves allá afuera nos dice que este hemisferio está listo para salir al renacimiento. ¿Esta vez cuàl es tu escenario?

Si rememoras lo que te aconteció en Abril de 2016, con la luna nueva del 7 de abril, podràs reconocer que estabas en un tiempo de cierres poderosos, liberando linaje, a punto de abrirte a secretos que te pedían retroceder… cerrar capìtulos, viejas historias. Y así fue el 2016 de encuentros y desencuentros, de probar puertas que parecían mostrarnos la salida, pero que sólo nos conducían a resolver.

Hoy, aquí y ahora es distinto. Aquí y ahora estamos llamadas a tomar nuestro poder, a ser el fuego que lumine nuestro camino, a ser la luz consciente que abre un nuevo rezo no sòlo para nuestra alma individual, si no también para nuestra alma familiar y colectiva.

Sé esa luz. Sé ese amor, esos principios que quieres ver en la tierra. Sé la guerrera sagrada que defiende su escudo, ahí donde está dibujada tu familia, tu corazón, tus animales medicina, tú medicina propia, tú proyecto creativo. Sé ese fuego nuevo.

Abre tus alas como el águila.

***

HEMISFERIO SUR

“Escudo del Oeste –
El poder de la Mujer
En busca de respuestas.
Lugar de la Caverna del Oso,
Luz poniente del Abuelo Sol.
El Horizonte del Mañana
Me dará nuevas fuerzas
Para alcanzar
Mis objetivos.”
(Escudo del Oeste – Las cartas del Camino Sagrado, Jamie Sams)

Los equinoccios son los dos momentos exactos del año cuando día y noche tienen la misma edad. Mientras en el hemisferio norte los días serán cada vez más largos, el hemisferio sur entra en un momento de luz del Sol cada vez más corta y tenue y oscuridad cada vez más larga y profunda…

El equinoccio de Otoño es el momento del año en que abrimos la puerta Oeste de la Rueda de Medicina… Luego de la cosecha, de la expansión, de la celebración, deviene un nuevo momento de introspección y silencio en el que nos preparamos para morir… Así como las hojas de los árboles pierden su color verde, su frescura, y comienzan a secarse y caer, así nosotros también nos vamos desnudando, nos vamos quitando poco a poco lo que ya vivió su ciclo. Quizás nos vamos muriendo un poco… La única forma de crecer con más fuerza es dejarnos morir de vez en cuando…

Allí, en la puerta Oeste, nos recibe el Oso, que nos invita a entrar en su Caverna para conectarnos con la Dimensión de los Sueños, con el Silencio que responde incluso las preguntas que no fueron formuladas, con la sabiduría de nuestra intuición, con la oscuridad de nuestro inconsciente y de nuestro interior… La Medicina del Oso nos enseña a parar la marcha y replegarnos allí dentro para digerir los mensajes y aprendizajes recolectados.

La naturaleza femenina es receptiva, y el Oeste es la dirección más femenina de todas, porque está asociada al Vacío, y sólo vaciandonos podemos hacer lugar para recibir. Existe una leyenda Guaraní sobre la Creación que cuenta cómo el Gran Espíritu nació del “Vacío de la Noche Oscura”… El Gran Espíritu es el padre creador, pero él también fue creado… Solo el Vacío existe desde siempre, siendo el útero oscuro, húmedo y silencioso donde todo se gesta… Y ahí es que nos dirigimos: al Útero, a la Caverna…

El equinoccio de Otoño en el hemisferio sur no sólo está marcado por la dirección Oeste de la Rueda de Medicina, sino por el comienzo del año astrológico en Aries… La entrada del Sol al arquetipo del Guerrero el 20 de marzo nos abrió la puerta a un nivel externo, y este martes 28 con la Luna Nueva en Aries se abre definitivamente nuestra primera siembra de Otoño… Los equinoccios nos llaman a equilibrar masculino y femenino, día y noche, y este martes Sol y Luna estarán juntos, dialogando con el resto del Cosmos. Luna Nueva, luna vacía fecundada por la luz de la Consciencia, que comenzará a crecer a cada noche hasta mostrarse Llena y abundante. Todas las potencialidades están latiendo en ese momento en el cielo, así como también en nosotras, que conocemos el Vacío, del cual nuestro Útero-Corazon es el mayor espejo… Aries, primer arquetipo zodiacal, y primer fuego de la rueda. La primera chispa, la del comienzo, la que genera, la que incita a las otras a formar, juntas, un gran Fuego… Sin embargo, el arquetipo del Guerrero es uno de los que mas trabajo nos trae, pues hemos aprendido del Patriarcado la peor forma de encarnarlo. El Guerrero que lucha al servicio del Miedo entiende todo lo que es diferente como una amenaza, y como tal, debe ser eliminado.

Las guerras mas atroces se han luchado encarnando la sombra de este arquetipo… El paso por Aries es siempre un desafió, como también una oportunidad para redimir todo aquello y conocer su luz, luchando una Guerra Sagrada, donde la sangre sea vida y ofrenda y no muerte sin sentido.

SoL y Luna serán acompañados de cerca por Quirón (el sanador herido) y Palas (el estratega) en Piscis. El llamado a purificar una herida profunda relacionada al Guerrero es clara. Tanto para nuestro masculino (Sol) como para nuestro femenino (Luna)…: en cuanto al género, las mujeres hemos aceptado como cierta la visión separatista y jerárquica del Patriarcado por mucho tiempo, enfrentándonos con nuestras propias hermanas bajo el título de rivales, y desempoderandonos al alejarnos de nuestra Verdad. En cuanto a la esencia femenina, tanto hombres como mujeres hemos dejado de escuchar nuestro corazón, hemos dejado de honrar lo que de él quiere nacer, y si bien se puede sentir el comienzo de un despertar al respecto, todavía falta mucho por sanar… La herida que Quirón muestra es profunda y lleva mucho tiempo sangrando.

En este sentido, la presencia de Palas indica la necesidad de una estrategia de batalla, para que el Guerrero/la Guerrera reaprenda a ser Guerrer@ desde otro lugar y al Servicio de un Propósito que venga desde el corazón… Quien también acompaña intimamente a Sol y Luna es Venus, quien luego de entrar en Aries comenzó su camino retrogrado y pronto estará de nuevo en Piscis.

Muy significativo que esta Venus de las relaciones y de los valores este retrograda y en conjunción con las energías Yin y Yang del Cosmos, que tanto trabajo tienen para hacer con aquel Guerrero… Cabe preguntarnos: Cuáles son los valores por los cuales luchamos? Sabemos defender aquellos valores sin irrespetar los valores ajenos? Las diferencias son las que hacen más rica nuestra tela de relaciones, o son las que rasgan el tejido? La reconciliación implica sumisión de una de las partes, o podemos permitirnos ser lo que debemos ser, otorgando ese permiso al otro también?

Este equinoccio de Otoño comienza con lo masculino, lo femenino, la herida y el punto del tejido que los conecta, todos ellos hablando de guerra y redención… La siembra de intenciones de este martes puede ser hecha pensando en esta lunación en Aries, en el próximo año astrológico, en el equinoccio de Otoño… Cada una de nosotras sentirá el llamado de su siembra; si viene del corazón, será el correcto…

Desde La Mujer Lunar deseamos que esta primera chispa del fuego de Aries sea, en el hemisferio sur, el impulso necesario para comenzar a caminar la espiral hacia dentro, hasta dar con la Caverna del Oso… y en el hemisferio norte las alas de vuelo impecable que verán nacer un nuevo mundo.

Buen equinoccio, buen otoño exterior e interior, buena primavera exterior e interior, buena siembra, buena muerte y resurrección ❤

La Mujer Lunar

http://www.mujerlunar.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: